jueves, 16 de noviembre de 2017

Cómo usar Twitter en el sector inmobiliario #RealEstate

Mi entrevista en el blog profesional de fotocasa


Con casi 350 millones de usuarios en todo el mundo y más de diez millones en España, Twitter es sin duda una de las redes sociales con más seguidores. Y, sin embargo, según una encuesta realizada por fotocasa, solo el 44% de las agencias inmobiliarias en España tiene perfil en Twitter. “Más de la mitad ni siquiera tienen cuenta en esta red social, y están desaprovechando una gran oportunidad cuando deberían apostar más por esta red social que por cualquier otra”, opina Erasmo López, Social Media Manager de fotocasa y profesor de reputación online en La Salle, en la Online Business School (OBS) y IEDGE.

Si entre las redes sociales que puede usar una agencia inmobiliaria Facebook se caracteriza por su versatilidad, Twitter ofrece mayores opciones de visibilidad y una gran inmediatez siempre que se use bien. Pero, ¿cuáles son las claves para un buen uso de Twitter por parte de una agencia inmobiliaria? Las explicamos a continuación.
Por qué estar en Twitter

La pregunta es casi retórica: Twitter es una de las redes sociales más importantes, junto con Facebook, Instagram y LinkedIn, y una de las que aglutina una mayor audiencia. Aunque en los últimos tiempos ha frenado su crecimiento, ofrece unas cifras de usuarios muy importantes. Otro aspecto fundamental es su fuerte repercusión mediática. “Actualmente Twitter es un medio de comunicación, lo que multiplica su alcance, por eso es tan importante estar ahí”, explica Erasmo Lopez. Hay además un tercer factor: “Es mucho más fácil conseguir visibilidad en Twitter que en Facebook. Si se hace bien y se tocan las palancas adecuadas se puede lograr visibilidad con relativa rapidez”.

Para qué sirve Twitter

Twitter, como red social, sirve para escuchar, para interactuar con otras empresas y personas, para informarse, para ver cómo está el mercado y conocer sus últimas tendencias, para vigilar a la competencia, inspirarse con experiencias de otros, seguir a referentes e incluso contactar con proveedores, atender a clientes, generar tráfico hacia la web o blog propios y también para buscar oportunidades de negocio. Pero ninguno de estos objetivos se logran de la noche a la mañana, y es necesario seguir cierto pasos para sacarle el máximo rendimiento.

El error más frecuente

El objetivo final de las redes sociales es generar confianza, no la venta directa. Por tanto, Twitter no debe utilizarse para hacer una promoción publicitaria constante. El bombardeo continuo de enlaces a anuncios concretos es una pésima estrategia. Para tener éxito en Twitter hay que intentar generar conversación, interesarse primero por los demás y resultar interesante después. Disparar a lo loco e intentar vender de buenas a primeras no cabe en este planteamiento, es una mala práctica que habría que evitar.

Qué publicar

Twitter funciona básicamente como un medio de comunicación, en el cual se publica cierta información y la gente la lee porque sigue a quien la publica o porque sigue las temáticas de las que se está hablando. La estrategia obvia, por tanto, sería sumarse a las temáticas que tengan mayor visibilidad y compartir contenido de valor para ir ampliando la base de seguidores.

Paso a paso: “Primero hay que escuchar, después interactuar, luego dar y, finalmente, esperar recibir en forma de retuits o de compartir los contenidos que estamos ofreciendo. Es decir, en primer lugar hay que compartir contenidos de otros usuarios, buscar unas buenas fuentes de información (blogs, otros tuiteros, influencers, otras empresas del sector…) y elegir sus mejores contenidos para tuitear. De este modo conseguiremos ofrecer contenido interesante. En el proceso de búsqueda de este información, además, encontraremos personas interesantes a las que podemos seguir y retuitear, con lo que nuestra empresa se estará sumado también a sus contenidos de valor”, indica el experto.

Más adelante será el momento de publicar contenidos propios o que aún no circulan entre estos usuarios afines. Siempre que se pueda es interesante incluir imágenes: los tuits con foto tienen muchas más probabilidades de ser retuiteados.

A quién seguir

Antes incluso de publicar contenido propio es recomendable decidir a quién seguir en Twitter. Hay que analizar esos perfiles interesantes que se encuentran mientras se busca información. Por una parte, porque tendrán followers a los que puede ser positivo seguir, ya que seguramente estarán interesados en los mismos temas. “Si sigo a un agente inmobiliario que habla sobre marketing en el sector y tuitea contenidos de valor sobre este tema, seguro que entre sus followers habrá muchas personas interesadas en él”, afirma Erasmo López. “También podemos encontrar perfiles interesantes para seguir entre las personas que este gente siga, o podremos detectar de qué fuentes saca la información”.

Es decir, existen dos grandes líneas a partir de cada perfil interesante: las personas que le siguen y a las que esa persona sigue. “Es una manera muy clara de encontrar un grupo de gente con nuestros mismos intereses y nuevas fuentes de contenido”, asegura López.

#hashtags

Si se comparte contenido interesante y se le suman algunos hashtags se puede llegar a una mayor audiencia, ya que hay usuarios de Twitter siguiendo estas etiquetas. La clave es buscar cuáles pueden ser más interesantes para la audiencia potencial de la agencia y sumarse a ellas. Algunos ejemplos de hashtags del sector son #inmobiliaria, #realestate, #alquilarpiso o #comprarpiso.

“Es importante no usar más de dos o tres hashtags en un mismo tuit y limitarse a aquellos que sean acordes a nuestra temática: las etiquetas ofrecen visibilidad, pero si ponemos muchos, o nos sumamos a hashtags que no tienen realmente relación con nuestro mensaje, como #FelizLunes o #concurso, podremos tener algo más de alcance, pero no mayor efectividad. Con estas estrategias se llega a mucha gente, pero sin ningún interés por nuestro negocio, con lo que la utilidad es casi inexistente”, especifica Erasmo López.

Trending Topics

Los Trending Topics son las tendencias de conversación del día, aquellos temas sobre los que hay más retuits, sobre las que más se habla. En la misma línea de lo que ocurre con los hashtags, “si nos sumamos a estas tendencias de manera inteligente, nuestros mensajes pueden tener también más visibilidad y un mayor alcance: los verán más personas que si nos limitamos a poner un tuit que sólo llegará a nuestros seguidores”.

Monitorizar conversaciones

Una de las tareas que se pueden realizar en Twitter como agencia inmobiliaria es monitorizar conversaciones. Mediante herramientas como HootSuite o directamente desde la web o la aplicación de Twitter, se pueden guardar búsquedas relacionadas con alguna de las ofertas inmobiliarias que se tienen en cartera como, por ejemplo, ‘apartamento vacacional en Menorca’ o ‘alquiler piso Madrid’. “Si estamos monitorizando conversaciones sobre este tema, podemos responder con nuestra oferta, u ofrecer nuestros servicios si somos especialistas en la zona, etc. Esto produce un efecto muy potente entre los tuiteros que lanzan una conversación al aire y de pronto reciben respuesta de un profesional. Para ello es importante responder con prontitud, porque en Twitter la gente busca interacciones rápidas”, indica Erasmo López.

Esta misma estrategia puede usarse no solo para dar a conocer la oferta inmobiliaria, sino para asesorar sobre temas legales del sector, consejos sobre gestión inmobiliaria, etc. En cualquier caso, la respuesta directa a una pregunta lanzada en Twitter tiene un efecto “Wow!” muy positivo. “Hay que intentar conversar con la gente, intentar resolver dudas y generar confianza, que es el objetivo final de la presencia de una empresa en las redes sociales. Una buena solución a una duda o una ayuda ágil en el momento oportuno puede generar negocio a medio o corto plazo, no directamente como venta directa de un inmueble, pero sí como generación de confianza”.

Cómo tener más seguidores

Además de seguir a aquellos que tienen nuestros mismos intereses y compartir contenidos interesantes y bien etiquetados, es importante hacer visible la cuenta de Twitter en todos los espacios posibles: la web propia, las tarjetas de visita, firmas de email, campañas de mailing, otras redes sociales…

Un uso extra: la atención al cliente

Twitter se utiliza cada vez como medio directo para gestionar quejas y consultas: la mayoría de las empresas que tienen presencia en esta red social la utilizan como un canal más de atención al cliente por su inmediatez, su facilidad y la brevedad del mensaje. Es imprescindible, por tanto, tener en cuenta que se percibe ya como un canal de atención al cliente y responder en consecuencia.

Evitar temas conflictivos

Una cuenta profesional de Twitter es también una herramienta para la gestión de la reputación de una empresa. Por ello es aconsejable “no vincularse según a qué temáticas, especialmente a las que pueden resultar más conflictivas: política, religión, incluso fútbol. A menos, claro está, que la empresa quiera posicionarse claramente y mostrar una postura clara en alguno de estos aspectos”, indica Erasmo López. De entrada la opción más segura sería obviar cualquier tipo de polémica.