jueves, 24 de septiembre de 2009

Cuando RRHH pasa a ser el menos humano de los recursos.


Siempre he pensado que la base de una empresa, obviamente, la hacen los trabajadores. Pero en los más de 15 años que tengo de experiencia laboral, nunca me he encontrado con la compañía ideal.

Siempre en las empresas que he trabajado la orientación a las personas se ha vuelto, en algún momento de la historia, desorientación hacia los beneficios personales.

Quizás porque soy muy simple y mi felicidad se completa con pequeñas cosas, es que creo que no es muy complicado mantener a los trabajadores de tu empresa dentro del umbral mínimo de felicidad.

Esta semana uno de mis compañeros de trabajo ha decidido marcharse, cambiar de aires y dejar más de tres años ligado a la compañía. Ahora disfrutará de unas vistas magnificas al mar; nuevas responsabilidades; y la posibilidad de llegar montado en su bicicleta al trabajo. Lo extrañaré un montón, pero creo que oportunidades como esta no hay que dejarlas pasar. Suerte amigo.

Volviendo al tema.

Creo que una buena empresa, se hará mejor en la medida de que ponga énfasis en las cosas que sus empleados consideran importantes. Aquí es donde entra al juego el departamento de Recursos Humanos.
Preocuparse del ambiente laboral; por las condiciones personales; por las mejoras salariales y por las justicia de las retribuciones monetarias, son algunos aspectos claves que debe considerar un departamento de RRHH en una empresa.

El consejo es simple. El departamento de RRHH de una empresa, nunca debe olvidar que su orientación es las personas, los seres humanos que componen la empresa y el recurso personal que le da vida y alma a la compañía.