jueves, 17 de marzo de 2011

¿En qué puede trabajar un Periodista?



Con este artículo quiero orientar y dar esperanza a todos aquellos periodistas que buscan una salida profesional y no la encuentran en los medios tradicionales.

Soy Periodista, Licenciado en Comunicación Social. Tengo más de 15 años de experiencia en el campo de las comunicaciones tanto de empresas como de entidades deportivas. Siempre me han apasionado las nuevas tecnologías.

Cuando has decidido estudiar periodismo y entras a la universidad, sueles tener algunos sueños. Piensas en salir en televisión; ser un referente en la radio; o tener tu propia columna de opinión en un periódico. En mi caso mis ojos siempre estuvieron puestos en mi padre y lo que él hacía día tras día.

“Mi viejo”, también es Periodista, pero de la vieja escuela. De esos que se dedicaban en piel y corazón a su gran pasión. Con horarios y compromiso increíbles. En el caso de mi padre, lo que removía todas sus neuronas era el deporte. De hecho cuando alguien me preguntaba a qué se dedicaba, mi respuesta era, con gran orgullo: “Es Periodista especializado en todos los deportes, menos en fútbol”, creo que esa pequeña distinción lo revestía de una grandeza excepcional, al tiempo que lo alejaba de las grandes masas mediáticas. El hecho de especializarse en algo que muy pocos querían, lo hacía a´ñun más especial para mi.

En parte influenciado por él y también por mi madre, (que hasta el día de hoy sigue practicando baloncesto), fue que me acerqué periodísticamente y mucho, a todos los deportes, menos al fútbol (siguiendo su ejemplo ;-) ).

Promoción y difusión de eventos

En un principio me dediqué a gestionar las comunicaciones de las entidades deportivas para las que mi padre no tenía tiempo. Me gustó tanto y se me daba tan bien, que tuve mi pequeña empresa de “promoción y difusión de eventos”. Junto a Daniella, mi actual esposa, nos encargábamos de todo lo que tenía que ver con las comunicaciones de un evento deportivo. Organizar ruedas o conferencias de prensa; preparar los textos de los discursos; crear artículos de prensa. Incluso hacíamos las fotos, montábamos los vídeos y corríamos a las puertas de los medios suplicando que nos publicaran gratuitamente.

Con el paso del tiempo y luego de cargar durante muchos años con mi inseparable “mochila roja”, en la que entraba todo tipo de artilugio tecnológico de moda, decidí asentar cabeza y cambiar mi querida “mochila roja”, por un “maletín marrón”. Pasé de la promoción de eventos deportivos, a dedicarme a las comunicaciones corporativas de una empresa.

Comunicaciones coporativas y/o de empresa

Mi espalda lo agradeció y mi vida familiar también. Los horarios de fin de semana se terminaron y de las locas carreras a las redacciones de los medios de comunicación con una noticia bajo el brazo, pasé a programar con anticipación, entrevistas pactadas con el presidente de la compañía.

Al estar a cargo de las comunicaciones internas y externas de una empresa de 5 mil trabajadores, mis tareas cubrían aspectos tan interesantes como: preparación de voceros; redacción de comunicados internos; coordinación de entrevistas; monitorización de la prensa; redacción de artículos para la revista corporativa; organización de eventos; y actualización de contenidos de la web corporativa.

Internet y la comunicación digital, la nueva ventana.

Este último aspecto de mi trabajo, fue el que me abrió muchas puertas en el mercado laboral. En un principio como creador de contenidos. Luego como gestor de los contenidos que creaban otros. Aprendí cómo funcionaba Internet y lo necesario que sería en el futuro, un perfil nacido en las comunicaciones, que integrara el mundo digital.

Los últimos 4 años me he dedicado a explorar y formarme en este campo: las comunicaciones digitales. He hecho un Master en Aplicaciones Multimedia y Espacios en Internet, en la UPC de Barcelona. He asistido a conferencias, foros, charlas y presentaciones. He tomado cursos de contenidos digitales, diseño y redes sociales. Me he relacionado con especialistas. Y también he trabajado en una empresa líder del sector. Incluso ahora soy profesor del módulo sobre Community Manager, en ESDEN.

Se me presentó la oportunidad de crecer y desarrollarme en el campo de las comunicaciones digitales y la tomé. Creo que no me he equivocado, porque la evolución de las tecnologías puede hacer que muchas cosas cambien, pero no hará que lo fundamental deje de ser fundamental. El mundo necesita gente que cuente las historias y yo quiero estar ahí para hacerlo.

Los periodistas deben abrir su mente a nuevos mercados laborales. Deben sumar conocimientos y herramientas. Tenemos la base y esa es una de nuestras mayores fortalezas.

Por eso no dejo de recordar que, aunque mi padre ahora se dedique a llevar las comunicaciones de una empresa y haya dejado el periodismo deportivo, para mi nunca dejará de ser un “Periodista de la vieja escuela, especializado en todos los deportes, menos el fútbol”.


Erasmo López
Periodista
@erasmolopez